cabecera de valenciadelcid

Martin y Soler

Nació nuestro gran compositor en València, el 2 de mayo de 1754, según los datos aportados por el erudito Baltasar Saldoni, y falleció en San Petersburgo, el 30 de enero de 1806. Fue hijo del cantante del coro de la catedral de València Francisco Javier Martín y de Magdalena Soler.

Su primera ópera fue, Il Tutore Burlato, representada en 1775 en Madrid, en "La Granja de San Ildefonso", y el libreto era rigurosamente en italiano, como lo requería la moda de aquel tiempo. En estos años capitalinos estableció sólidas relaciones con artistas italianos y se casó con Oliva Masini, a la vez que obtenía el favor del Príncipe de Asturias.

Gracias al triunfo que obtuvo en este estreno, el compositor fue nombrado Maestro de Capilla al servicio de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias Don Carlos de Borbón, luego Carlos IV, hermano del Rey Fernando IV.

En años sucesivos representó otros trabajos teatrales en diversas ciudades italianas (Andromaca, L'amore geloso, In amor ci vuol destrezza y Le burle per amore).

Vicente llegó a una Viena que, en el terreno operístico, estaba entregada sin resistencia al género italiano. Un verdadero “lobby” italiano controlaba la vida operística de la corte, desde el superintendente del Burgtheater, el Conde Orsini-Rosenberg, al compositor preferido del Emperador, Antonio Salieri, pasando por el Poeta Cesáreo, el abate Casti, proveedor oficial de libretos.

Allí, además de compartir con Mozart el cargo de Compositor de Corte, hizo uno de los encuentros más importantes de su vida artística: conoció a Lorenzo Da Ponte, con quien colaboró en un tríptico operístico que se ha convertido en su mayor éxito:

Su ópera Una cosa rara llegó a reponerse 55 veces en pocos años y fue uno de sus mayores éxitos; Al año siguiente volvió a cosechar grandes aplausos con su L'arbore di Diana, que entre 1787 y 1792 recibió de 65 a 70 representaciones en el Burgtheater de Viena, de forma que fue una de las óperas en italiano más representadas de la época.

Su tumba se halla en el monasterio de San Alejandro Nevski, junto a las de Glinka y Chaikovski, donde todavía puede visitarse. En su lápida del cementerio de Wassili-Ostrof, sus amigos mandaron inscribir lo siguiente: “Admirado en las principales ciudades y cortes de Europa, por su talento como por sus bellas y nobles cualidades morales”.

(culturvalencia.com)

----------