lugares de valencia que ver iglesia de los santos juanes y el pardalot
cabecera de valenciadelcid

Iglesia de los Santos Juanes

La primitiva iglesia de Sant Joan Mercat se alzó en el arrabal de la ciudad conocido como la Boatella. De su antigua estructura gótica aún queda la nave y el gran óculo cegado, conocido como "la O de Sant Joan", que fue concebido como un gran rosetón en la fachada de los pies.

En 1592 la iglesia sufrió un aparatoso incendio que obligó a una reconstrucción casi total a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Destaca por lo infrecuente la amplia fachada del Mercado, concebida como un grandioso retablo de piedra sobre una terraza que domina la plaza frente a la Lonja, formando un conjunto urbanístico único.

La preside la escultura de la Virgen del Rosario, obra en estuco de Jacopo Bertesi, y sobre ella se alza la torre del reloj, flanqueada por los dos Santos Juanes y coronada por el famoso "pardal de Sant Joan", la veleta a la que -según cuenta la tradición- se hacía mirar a los niños cuando sus humildes padres los abandonaban en la plaza. En la parte baja de la terraza se abren "les covetes de Sant Joan", semisótanos en los que antaño se ubicaban chatarrerías y tiendas de viejo, parte de la historia viva de Valencia.

El interior del templo es de una desbordante imaginación barroca, con estatuas de Bertesi que representan a personajes de las Doce Tribus de Israel, y sobre todo el conjunto de los frescos que ejecutó Antonio Palomino en la bóveda.

Lo restante, o sea el pabellón del Consulado, comenzó a construirse ocho años después. El 16 de Julio de 1506 se ordenó que fuera continuada la obra de la Lonja nueva, construyéndose lo que había de ser la sede del Consulado del Mar. En 1533 se comenzó la cubierta de este nuevo cuerpo, y hasta 1548, en el reinado de Carlos I, no quedaron terminadas las ventanas del piso principal y las del piso superior.

Como también se comenta en el apartado del Mercado Central, existe el chismorreo popular que empareja a la Cotorra del Mercat con el Pardalot (pajarote) de los Santos Juanes en un romance imposible ya que el pardalot siempre mira hacia la cotorra y la cotorra gira con el viento mirando a todos los lados para desespero de su pretendiente.

(Fuente:Excmo. Ayuntamiento de Valencia / www.valencia.es/)

(Fotografías: Jafo)